!!! Bienvenido ¡¡¡

Gracias por entrar. Antes de irte, echa un vistazo y comparte con nosotros. Nos interesa conocer todo lo que quieras compartir. ¿Has hecho algún descubrimiento deslumbrante? ¿Una película, un poema, un cuadro, un disco? ¿Una ciudad, un paisaje? Ábrenos una ventana y nos asomaremos.

domingo, 31 de marzo de 2013

Cosas insignificantes

Siempre me cuesta seleccionar las fotografías que traer a Mi casa, las menos, mediocres; las más, totalmente desafortunadas. Me encantaría tener la destreza de tantos que cuelgan en sus blogs imágenes que no desdicen de las facturas profesionales. Bien es verdad que mi única pretensión es que disfrutéis de lo que disfruté yo, aunque las imágenes no se correspondan, ni de lejos, con aquello que llamó mi atención.






















Esta tarde, al regresar a mi hotel después de pasar el día visitando el Palacio Monserrate, en Sintra (a uno de cuyos estanques corresponde la fotografía con la que abro el comentario, un grupo de niños reflejados en el agua), me llamó la atención una pequeña acequia de aguas remansadas, tapizadas de verdín, junto a una de las fachadas de la Quinta das Murtas, donde me alojo. Una camelia vecina deja caer allí sus flores. Otras se dispersan por los aledaños y allí van muriendo, colores de otoño en primavera.


















Esta escalera la descubrí ayer, dando un paseo al atardecer por las inmediaciones de la Quinta, y me entristeció. No va a ninguna parte, se mantiene ciega junto a la ventana. Para compensar, la campana.












Más entradas sobre Sintra.

10 comentarios:

  1. Qué mujer esta Sol tan sensible y laboriosa que, pese a la inercia de la costumbre que hace que tantos sean obedientes (de alguna manera lo son) observadores de los preceptos de la liturgia (hasta en la tele nos siguen poniendo un cine de faldellín y sandalia), ella -digo- no sale de su jardín encantado(r) de Sintra y nos hace copartícipes de un esplendor en ese punto glorioso que indicia de la cercana decadencia...
    Perdóname la osadía, Sol, pero una de esas camelias caídas en el estante ...é você.

    ResponderEliminar
  2. Todas tus fotografías contienen un halo de nostalgia, están cargadas de soledad y poesía.
    Precioso blog Sol.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Clara, por tus amables palabras. Espero que te sientas a gusto en Mi casa, y verte por aquí a menudo. Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  3. Sol querida,tu fotografía es inspiradora y en mi libro de haikus encontré este de Busson (1716-1783). Para ti.

    Sólo al caerse
    se alza en su esplendor
    la peonía.

    Abrazos
    Celia Romero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso, Celia. Muchísimos besos, querida.

      Eliminar
  4. Querida Sol, no seas critica con tus fotos. He aqui la prueba de que eres injusta,una serie que es pura poesia. La de los reflejos de los niños me parece preciosa, un lujo de foto. En cuanto a lo que nos muestras, no veo el momento de poder ir. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un encanto, David. Conste que te recordé mientras las hacía. No sabes cuánto aprendo de ti.
      No dejes de ir a Sintra, sé que te encantará. Un beso grande.

      Eliminar
  5. Querida...este paseo por Sintra -se ha convertido en una escapada mental diaria para mi- está resultando delicioso y estos remates fotográficos lo leva aún más. Me encantan las fotografías, me encantan los detalles que describes y me encanta como lo vives.....Saudade.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa lo mismo con las entradas de tu blog, así que estamos a la par. Muchísimas gracias, Enrique. Y muchos besos

      Eliminar