!!! Bienvenido ¡¡¡

Gracias por entrar. Antes de irte, echa un vistazo y comparte con nosotros. Nos interesa conocer todo lo que quieras compartir. ¿Has hecho algún descubrimiento deslumbrante? ¿Una película, un poema, un cuadro, un disco? ¿Una ciudad, un paisaje? Ábrenos una ventana y nos asomaremos.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Kathe Wohlfahrt’s Christmas Shop, la reina de la Navidad

Quizá esta sea la tienda de artículos navideños más famosa de Alemania, el Paraíso para los niños y para mí, que me entusiasma la Navidad y toda la purpurina en la que se envuelve. Me alegra su llegada tanto o más que a mi nieto; disfruto colocando el Nacimiento y el árbol; me fascinan las ciudades iluminadas y toda la parafernalia navideña. Así que os podéis imaginar lo que he disfrutado al encontrarme en pleno centro de Rothenburg esta tienda, repleta de estrellas de papel, bolas de colores, muñecos de nieve y papás Noel.












Es famosa por sus muñecos de madera pintados y por sus preciosos calendarios de Adviento, a los que soy muy aficionada. Compro varios para regalar, recorro la enorme y acogedora tienda embelesada como una niña pequeña y vuelvo a la realidad algo más feliz.













La Navidad en el centro y norte de Europa tienen un encanto especial. Recuerdo unos días próximos a estas fechas en Schwäbisch Hall, una pequeña ciudad bellísima, en el estado de Baden-Wurtemberg. La decoración navideña aumentaba la sensación de ensueño. Algún día os la traeré a Mi casa.

6 comentarios:

  1. He estado toda la tarde dándole vueltas al hecho de por qué me resultaba tan familiar la camioneta roja de la fotografía. Hasta que se me hizo claro el motivo (antes hube de consultar el ensayo "Tauromaquia y emigración" de J.M. Barca, y echarle un vistazo al material del Museo de la Tauromaquia de Piedeloro (concejo de Carreño). Y he llegado a la conclusión de que el fotingo rojo es un Hispano Suiza, modelo 1928, de seis cilindros en línea, y que perteneció a la cuadrilla del matador sanluqueño Lagartijo II. Al retirarse el maestro, allá por finales de 1935, su mozo de espadas, Roque Indalecia (Indalecia era la madre), se hizo con el automóvil, a cuenta de los estipendios que le debía el matador jubilado. El tal Roque, a principios de 1936, se fue a Alemania conduciendo el robusto tanque y allí se estableció como ayudante de linotipista del Frankfurter Algemeine Zeitung. En 1939, con el estallido de la Segunda G.M., el coche le fue requisado y pasó al parque móvil de la 3ª División de Campaña del Comandante de Tropas de Intendencia de la Luftwaffe (3. Kommandeur der Nachschubtruppen Luftwaffen-Feld-Division).
    Con el derrumbe de la Alemania nazi, el coche se subastó y pasó a manos del varón Guido S. von Stromeyer, que lo restauró y lo incluyó en su colección particular de automóviles antiguos.
    Y ahora, al verlo en tu foto, me da por pensar que el varón se deshizo de él y hoy circula llevando paquetería de alguna tienda de Rothenburg.
    Si de algo te ha servido mi información, me doy por bien pagado.
    A mandar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué información tan interesante, Federico!!! Y qué apasionante la vida de la camioneta!!! Eres un tesoro, querido. Te haré la ola cada vez que pises Mi casa. Un millón de besos

      Eliminar
  2. Herr Guido S. von Stromeyer era varón, sin duda, pero también barón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ya habíamos entendido, querido. Besos

      Eliminar
  3. Debo reconocer que entre tu descripción entusiasta de tu gusto por la navidad, estas fotografías tan preciosas, el hispano suiza, ¿es un hispano suiza? (me chiflan los coches) y la portentosa imaginación de DON fred, me he emocionado, querida Sol, ¿sabes por qué? Te lo confesaré aunque apenas me conozcas, tú me disculparás. Siempre me encantó la Navidad (cumplo años además el 24 de Diciembre), pero desde hace unos doce años, y salvo ilusión esporádica, guardo una especie de adversión/ rencor por ella que en realidad no es por ella en sí misma, bien lo sé aunque una derive sus proclamas contra tan inocente circunstancia (unos días, unas fechas) tan injustamente. Es llana y simplemente a causa de los que hacen daño. Así que fíjate, aquí me veo reconociendo un "lapsus" psicológico mío gracias a estas preciosas fotografías y tu texto, menuda forma de estrenarme en tu blog, Sol, dirás, y con razón, y menudas sorpresas nos da la vida.
    En fin, que te dejo este comentario emocionada y agradecida (y a la portentosa imaginación de DON fred). Encontrarse con una misma, re-conocerse es de las mejores cosas que nos pueden pasar en la vida.
    Feliz Navidad, querida Sol.
    Y muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, querida, por tus palabras y por tu enorme amabilidad. Y por compartir tus sentimientos con nosotros. Deseo que disfrutes de esta Navidad de nuevo, como cuando eras niña. Sé feliz. Un beso grande

      Eliminar